Piratas

Me estoy pensando seriamente lo de comprarme un lector de libros electrónicos. Las baldas de las estanterías ya van por la tercera fila y Miss Kubelik me mira con recelo cada vez que voy a la ciudad. Allí sé dónde encontrar camellos samaritanos que apagan mi sed.

Vista parcial de mi biblioteca

He ido curioseando por internet. Creo que ya sé el modelo que me gusta.Una de las cosas que me echa para atrás es el escaso número de ebooks publicados en castellano. Poniendo en google ebooks en castellano se encuentran pocas cosas accesibles. Generalmente clásicos y autopublicación. Pero si pones ebooks en castellano gratis, la oferta se amplia notoriamente. ¿Por qué? Las editoriales españolas se están mostrando ciegas y lentas ante lo que se les viene encima. A los que estamos dispuestos a pagar un precio razonable por un libro electrónico nos están dejando sin posibilidades. Crecerá el mercado pirata y, cuando ellos lleguen, ya será tarde.

En una de esas búsquedas encontré esta entrada del blog Mi mesa cojea. Lo explica con bastante gracia, incluye la torpe respuesta de la industria editorial y algún comentario antológico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s