La semFYC, Microsoft y el amor

No es que yo le tenga una manía especial a Microsoft en general ni a Windows en particular. He sido usuario de Windows 3.1, 98 y XP. Aún lo soy, en el trabajo, de Windows 2000 Profesional. Es cierto que abandonarlo fue una liberación que todavía disfruto, pero fue con Windows con el que empecé a nadar en los ordenadores y han sido muchas horas juntos.

linux-mac-windows

Lo que no es tan normal es el amor que la semFYC le tiene. Tanto que si quieres participar en su congreso, estás obligado a utilizar el entorno y las herramientas de Windows y Microsoft. Si te inscribes al congreso y posteriormente a los talleres, debes hacerlo desde el navegador Internet Explorer. No importa que entre unos y otros (Firefox, Safari, Opera, Chrome…) alcancen casi el 35% del mercado. Yo no lo tengo instalado en mi ordenador y he tenido que hacerlo desde el trabajo. Luego el gerente dirá que me dedico a navegar por internet más que a pasar consulta.

Si además vas a participar como ponente, en el mail con las instrucciones y el material a tu disposición lo dice muy claro:

Captura de pantalla 2009-10-25 a las 11.19.04Es decir, no vale con que uses Windows. Además tienes que gastarte 129€ (en mi caso) y entre 129,99 y 649€ en otros casos para conseguir el dichoso Microsoft Office incompatible con cualquier otro programa. ¿O la semFYC está a favor de que los consigamos gratis a través de mulas y demás piratas? Existen opciones igual de útiles para nuestras necesidades (OpenOffice, NeoOffice) que resultan gratuitas y funcionan en cualquiera de los entornos no-Windows. Pero dejan menos beneficios. Así nos salen de precio luego los congresos. Te gastas tantas perras en ir que luego tienes que recurrir a los representantes de laboratorio para las cenas y las copas. Todo cuadra.

¡Viva el mal! ¡Viva el capital!

Anuncios

2 pensamientos en “La semFYC, Microsoft y el amor

  1. Miguel dice:

    Hay que pasar al ataque. Al principio de la ponencia comentas tus problemas de software, bajas la pantalla de proyección, pegas en ella con celo (con empeño y con cinta adhesiva) las diapositivas editadas e impresas con tu software preferido, sacas una capa, un zurrón con queso, un gorro sucio, un perro con pulgas y un palo de madera de apuntador y les largas un romance de ciego.

    Seguramente la mayor parte del avispado público captará la sutil ironía 😉

    Un abrazo

  2. curioso dice:

    Pues tienes razón.
    Envía un correo a semfyc.es proponiendo ampliar las opciones de envío y navegación; es probable que ni se hayan percatado.
    Espero que para el próximo congreso semFYC, en Valencia en junio, se haya arreglado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s